Enganches



“LAS MEF”: MANIOBRA DE ENGANCHE A LA FUENTE


LOS FOTONES COLECTAN LA ENERGÍA DESPERDICIADA DEBIDO A LA MALA COSTUMBRE DE LOS HUMANOS  DE DEJAR LA PUERTA ABIERTA DURANTE  UNA MEDIA DE 47 SEGUNDOS 
O sea, que los fotones cierran “como pueden” la puerta abierta de la nevera, calculan la energía que les han ahorrado a los humanos y se la quedan ellos.




Esta energía descuidada se tele-transporta a la nave Criwarp en los tecnológicos "Cubbos"




Los ficheros informáticos les proporcionan pistas perfectas. Enlazan con la información del gasto doméstico en KiloWatios y su coste económico repercutido al banco cada 15 días.



Diseñan un plan para mantener ese ciclo de gasto económico de energía “unifamiliar” repercutido al banco, reteniendo parte de la energía para sus propios sistemas.


Para ejecutar este programa de préstamo de energía, los fotones diseñan los “MEF”: “Maniobra de Enganche a la Fuente”

Unas MEFS serán acopios instantáneos, otras estarán repartidas por los electrodomésticos, otras son fruto de un plan más global pues son energías de poder de medida diferente y cuyo tratamiento y recolecta ha de ser especial.


Algunas fuentes de energía, o electrodomésticos mal utilizados presentan cierta dificultad de acceso para el tamaño de los fotones. Estas fuentes requerirán de la instalación de puntos de anclaje para permitir la escalada. Algunos de estos puntos de anclaje quedarán instalados permanentemente puesto que por ahí nadie nunca limpia, o limpian poco debido a la también mala eficiencia de quienes lo hacen. Solo en alguna ocasión un gigantesco plumero roza estas minúsculas instalaciones arrancando la chatarrería que cae el suelo y acaba de desaparecer dentro de la aspiradora.

Para ejecutar las MEF y extraer dicha energía se ha fabricado un grupo de maquinaria especial de extracción y transferencia que transportan en CriWarp: las Reciclops.

El Lightware de los fotones es mágico. Con el se han realizado esquemas perfectos de la vivienda objetivo. Las pantallas de cálculo nos introducen en un mundo de soluciones. Una vez localizados los puntos de la vivienda en donde se derrocha energía sus misiones consistirán en colocar en este punto una Reciclop para capturar energía sin interferir en las condiciones inmediatas anteriores de provisión a la vivienda.

Por ejemplo: como no les merece la pena instalar fotocélulas, por el tiempo estiman que van a estar o instalar temporizadores ya que los familumanos son imprevisibles, los fotones deciden armonizarse con los habitantes ideando acciones de aprovechamiento de su energía de manera más elemental, más básica y cerca del terreno y lejos de la alta tecnología como por ejemplo: apagan la luz cuando se duerme la niña. Como la costumbre de la pequeña es dormirse siempre con la luz encendida, los 20 minutos de más que suelen tardar sus padres en descubrir una luz extra encendida, son aprovechados por los fotones apagándola cuando ven que se ha dormido la pequeña y derivando el suministro eléctrico de la lámpara hacia la Reciclop pero cuyo consumo para los familumanos quedará reflejado en el recibo del mes siguiente en igual gasto que si la hubieran dejado encendida. En efecto esta se suministró, pero para la nave CriWarp sin que los familumanos lo notasen.

Los fotones cortan el flujo de energía real de un punto de consumo. Una máquina se aplica a este punto de consumo: deriva información ficticia de gasto regular a la central de la vivienda y a la vez esta desvía energía real a otra máquina que la convertirá en una unidad de energía o “Cubbo”.

Cada transferencia de energía MEF tiene curso a través de los cables del interior de la pared hacia el cuadro eléctrico en el caso de la electricidad. Su haz de color es imprevisible: un rastro que deja y que permanece unos segundos a la vista de cualquiera que ande por ahí cerca, por lo que puede provocar dudas sobre lo que este ha visto.

El recorrido de la transmisión energética puede seguirse durante apenas 4 segundos por la pared, con el mismo camino que seguirían los cables por detrás del muro. De esta manera, seguimos con la vista UN RAYO DE COLOR a velocidad de vértigo por “media casa” en cada acción de MEF para acabar en el cuadro eléctrico tras el que se esconde la segunda máquina que “embalará” la energía para nuestros amigos.



Existe la posibilidad de que en este preciso punto o fuente de energía haya que dejar una señal de advertencia del mal uso; nos serviremos para hacerlo de la lámpara más cercana para orientar uno de sus destellos hacia el punto en el que queremos dejar una señal. Un ejemplo de esto es la misión “CARGADOR”. Esta tiene como objetivo “sugerir desenchufar” los cargadores de teléfono móvil o de pilas que ya han obtenido su carga pero se los han dejado enchufados sin tener el aparato que fue cargado conectado; los cargadores están calientes, desperdiciando energía…

Dado que el acto de desenchufar aparatos o cables de la red ha quedado prohibido por los planes de los fotones, para proteger a los niños, su actuación en este caso es dejar un aviso subliminal a los mayores para que ellos lo desenchufen, y este aviso tiene la forma de un reflejo de luz fluctuante de la lámpara humana más cercana que los mismos fotones provocan o bien hacen ellos mismos de aviso con sus siluetas luminiscentes de Traajets, al paso de los familumanos adultos por la FUENTE en cuestión. El objetivo es que sean los mismos familumanos los que desenchufen el cargador. Esta misión MEF habría sido cumplida pues los fotones continúan derivando consumo por unos instantes mas como si no hubiera sido desenchufado. Por lo menos les han prevenido a los habitantes de la casa del futuro consumo inútil.


Los Fotones. Argumento - (c) - Gonzalo Mato Quiñones

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INTRODUCCIÓN

Lee   la   " sinopsis " , o directamente la página    "argumento" ,   saltando entre frases coloreadas tendrás un...